Seismorocho: Rock y folclore del día a día

Seismorocho está integrado por Alejandro Torales (guitarra y voz), Rubén Romero (guitarra), Ramón Servín (batería), Sair Bogarín (bajo) y Miguel Suárez (percusión). Foto: Facebook.
Seismorocho está integrado por Alejandro Torales (guitarra y voz), Rubén Romero (guitarra), Ramón Servín (batería), Sair Bogarín (bajo) y Miguel Suárez (percusión). Foto: Facebook.

El baterista del grupo local Seismorocho, Ramón “Monchex” Servín, asegura que haber ganado el concurso Demostrá Tu Música V marcó un “antes y un después” en la carrera de la banda, que se prepara para lanzar su primer disco, titulado “Hendy”, el próximo 3 de octubre.

Seismorocho, banda de Asunción formada en 2007, ganó un premio, consistente en la grabación de un material discográfico, el año pasado durante la quinta edición del concurso Demostrá Tu Música, auspiciado por Palermo. “Con nuestra música tratamos de reflejar las vivencias del día a día, fusionando rock con folclore”, había dicho el cantante de la banda, Alejandro Torales, en aquella ocasión, entrevistado por el diario Última Hora.

Hoy, a casi un año de haber logrado esta hazaña, la banda se prepara para el lanzamiento del disco, que decidieron titularlo “Hendy” y en el que se incluyeron ocho temas en donde se ven fusionados la polca, el rock y otros ritmos afrolatinos.

“Accedimos a una plataforma de difusión muy grande y poderosa. Gracias a eso nuestro arte puede llegar a mucha gente, y la oportunidad de grabar nuestro primer disco es muy importante” expresa el baterista de Seismorocho en una entrevista, en la que destaca las ventajas de publicar este material.
“Es como tener un producto artístico terminado y concreto, una idea de lo que representa la banda. Los demos son muy importantes en las carreras de las bandas y el álbum representa la obra cumbre o la fotografía de lo que la banda es en ese momento”, considera. “Y con este material se abren muchas puertas, marca un antes y un después, y la gente se engancha más con esta propuesta”.

Actualmente, la banda gestiona su propia página web, que estará disponible en el mes de octubre. También preparan la difusión de los temas del disco en plataformas web como iTunes y Spotify. Anteriormente ya habían sacado dos demos: Chachachananana (2010) y Apolkalipsis (2013). Con la publicación de “Hendy”, dan un paso importante fusionando estilos variados.

“Intentamos hacer una síntesis de lo que escuchamos entre todos nosotros; es demasiado amplio pero va decantando en todo lo que es un 6×8 o en un rock, mezclamos muchas cosas como para que los temas puedan interesarle a los adultos, niños y jóvenes”, asegura el baterista.

Este nuevo disco se publica en un año muy productivo en Paraguay, que, según Ramón, ha crecido bastante a nivel musical. “Eso es porque hay mucho más público, mucha gente que está ávida de escuchar nuevas cosas; el público, la escena del metal y el pop acá es muy grande”, comenta al destacar que todas estas bandas tienen algo en común: la autogestión.

s por eso que hoy en día los músicos se exigen mucho más, asegura. “Las canciones deben tener mejor calidad en la composición. Si bien crece el público, la gente se vuelve un poco más selectiva”, añade.

Pero así como el público creció en la capital, también lo hizo en el interior. “Si andas tocando mucho por la capital, se satura la agenda o el mercado”, asegura el baterista.

“Un fenómeno que ahora estuve viendo muy interesante es que hay muchos conciertos que se hacen por el interior y Gran Asunción, Capiatá, Itauguá, Itá, Caacupé. En Ypacaraí, por ejemplo, es demasiado grande el movimiento, y mucha gente quiere escuchar material nacional”, cuenta Servín, quien tuvo la oportunidad de tocar en escenarios de Villarrica, Encarnación, Concepción y Ciudad del Este durante la gira Palermo Rock Tour 2014, en donde compartieron con bandas como Revolber, Salamandra, Bohemia Urbana y Cien al Palo.

Además de este crecimiento, es muy importante destacar el relacionamiento que mantienen las bandas en nuestro país. Ramón considera que la clave es tratar de aprender de las bandas que son de referencia, tanto de sus aciertos como de sus errores, “y relacionarse con ellos de alguna forma”.

“Nosotros como banda crecimos de adentro hacia afuera. Anduvimos como tres o cuatro años sin compartir escenario, tocando muy poco y de cierta forma siempre hubo bandas que son de referencia, y la clave es tratar de aprender de ellos siempre”, aconseja el baterista.

“Cuando vos estás laburando en el ambiente, si tenés algo interesante o tenés buena referencia, se te acerca la gente. Todo pasa por el interés que puedas generar tanto para que te produzcan o para que te compren un material”, opina.

En este sentido, comenta que durante la gira de Palermo tuvo la oportunidad de conocer al baterista Adrián Becker, miembro del grupo Palo Santo, que también lanzó su disco este mes.

“El me dijo ‘qué buena la banda, qué bueno que se inscribieron’. Ahí intercambiamos contactos y tiempo después vi que lanzaron su disco y le propuse hacer un intercambio para ir allá y compartir un tereré, total somos colegas. La onda es ponerse las pilas”, recalca.

Pero como el alma del artista busca compartir, eventualmente las bandas también buscan proyectarse a nivel internacional. Y para llegar a esto, según el baterista, existen dos opciones: “que vengan de afuera a llevarnos, que es lo más probable así como están las cosas, y segunda, que los perros de una forma cooperativa trabajen, así como el Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA), donde fomentan su propia producción cultural de una forma industrial”.

“También faltan organismos y mecanismos que articulen todo lo que hay, porque acá sobra el talento y el dinero”, asegura. “Llega un momento en el que te conoce la gente y vos te sentás y decís ‘ya está’, ‘en esto me quedo’; y así como que te vas muriendo ya de alguna forma. Lo que le toca a las bandas es salir, ganar espacio, terreno y codearse con lo que hay afuera”, concluye.

Seismorocho toca el próximo 3 de octubre en el bar Hangar 48 (Cruz del defensor 183 c/ Mariscal López) a partir de las 21.00. La entrada costará G. 15.000. En la ocasión presentarán oficialmente su primer disco, en venta esa noche a G. 40.000 y G. 50.000 (entrada incluida).

Fuente: http://www.ultimahora.com/seismorocho-rock-y-folclore-del-dia-dia-n833356.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s